Con la entrega de la Presea Cervantina al director de orquesta Enrique Bátiz, así como a Víctor Caudillo, representante de la compañía de danza de Amalia Hernández, homenajeada in memoriam por su legado y trayectoria, arrancó este martes el Festival Internacional Cervantino. La nota es de “Reforma”.