“Primero fue contador.. después llegó a periodista.. y resultó catador.. Felipe, cara de artista… La pelona enamorada,, del doble de Tony Curtis.. se lo llevó la fregada,, a disfrutar de su cutis… Se casaron en el Hades.. y como fue un gran querer.. le permite que publique.. su Crónica del Poder… Como catador persiste.. pues la muerte que le da.. la concesión a Felipe.. de regentearle un bar… Lo ven en el camposanto.. borrachitos desvelados.. donde Felipe contento.. sirve vinos bien helados… y ya quiere convencer… a Aurelio González Gama.. de que se case también.. pues la muerte tiene hermana”… ¡Muchas gracias a Rodolfo Calderón Vivar!