Miguel Osorio Chong dejó Gobernación para ser candidato al Senado, aunque no como él deseaba. Quería hacer campaña en su natal Hidalgo para gastar zapato y acreditarse como digno coordinador. No será así: irá en primer lugr de la lista pluinominal. Su tarea seeá convencer a los reacios, agrupar a las organizaciones tradicionalmente priistas, atraer a grupos de la sociedad civil, seducir a organizaciones independientes, en apoyo a la campaña d Meade. Lo comenta José Ureña en “24 horas”.