Lugar:
Fuente:
Excélsior

El Senado de la República cierra este jueves su primera semana de trabajo con ocho vacantes, pocas asistencias durante las sesiones ordinarias y muchos pendientes legislativos.

Miguel Ángel Barbosa, senador del Partido del Trabajo, se sumó al “chapulineo” de legisladores para contender por la gubernatura de Puebla por la coalición Juntos haremos historia.

Espero que mis bromas y chistes pesados no los hayan incomodado, fue para estar bien con ustedes. Siempre fue mi intención. A la Mesa Directiva, a mi hermanito Ernesto Cordero y a mi hermanita que ahora que llegué ya está fuera por licencia, Gracia Ortiz, y a todo aquel que en los muchos momentos de tensión los incomodé a todos les ofrezco disculpas. Siempre fue al calor del debate parlamentario, sin el ánimo de ofender, pero quiero irme del Senado estando en paz con ustedes”, expresó desde tribuna al despedirse.

La licencia de Barbosa para separarse del cargo, aprobada en sesión por el pleno del Senado, deja 120 senadores en activo de 128, porque este mismo jueves Marlon Berlanga Sánchez rindió protesta ante el pleno como su suplente.

Los escaños vacíos, aún sin suplentes, son los de María Elena Barrera, Anabel Acosta, Marcela Guerra, Lilia Merodio, Ricardo Urzúa, Graciela Ortiz, Gerardo Sánchez y Cristina Díaz.

En lo que va de la Legislatura, 36 senadores han pedido licencia para ir por puestos de elección popular, desde la Presidencia de la República, gubernaturas, alcaldías, diputaciones, en el servicio público y cargos en partidos políticos.

Durante el inicio de la sesión del miércoles pasado, solamente el 52% de los senadores -66 de los 128- pasaron asistencia; mientras, la sesión ordinaria de este jueves inició con el 59% de los legisladores, es decir, sólo 75 senadores pasaron lista.

En este último periodo de sesiones de la XLIII Legislatura los integrantes de la Cámara Alta tienen sólo tres meses para aprobar temas trascendentales, como los nombramientos dentro del Sistema Nacional Anticorrupción y la regulación de los gobiernos de Coalición, pendientes desde 2014; también la Ley de Obras Públicas, la regulación de Propaganda Gubernamental y en materia de Gobiernos de Coalición, entre otros.