Con la oposición de dos consejeros, el INE aprobó los formatos del segundo y tercer debate presidenciales, los cuales tendrán, por primera vez, participación directa de la ciudadanía. Se determinó que en el segundo debate a celebrarse en Tijuana, de 50 personas que estarán presente, se elegirá, a quienes participen, a través de un muestra aleatoria, y no por medio de cuotas de estudiantes, grupos vulnerables y personas representativas de la sociedad civil como había propuesto el INE. La nota es de Isabella González en “Reforma”.