“Las cúpulas de su partido y del gobierno le han fijado un últimátum a Jose Antonio Meade: si no sale del primer debate presidencial el próximo 22 de abril, con un triunfo claro que se refleje en un crecimiento en las encuestas, los grupos de poder que lo apoyan y que impulsaron su candidatura, comenzarían a revisar “escenarios alternos”, incluyendo hasta una posible “alianza de facto” con Ricardo Anaya”. Es parte de lo que escribe Salvador García Soto en “El Universal” de Ealy Ortiz… Faltan pocos días para saber si esto es verdad.