“La fiesta fue en la residencia de un empresario millonario que le gusta mucho el futbol, tiene varias habitaciones, jardín y salón de fiestas. No todas las chicas éarmos scorts, fuimos 25; también había amiguitas de ellos. Había, entre ellas, chavas súper guapas, incluso extranjeras, y también “hijas de papi”. Memo Ochoa, por ser el más guapo, todas querían con él, se l ejuntaban como moscas. Ellos no son santos y nosotras tampoco. Y sí, varias de ellas se desaparecían con ellos. Marco Fabián y Givanni se fueron como a ls cuatro de la mañana, lástima por que son muy cachondos y tienen unos cuerpazos”. Es parte de lo que le platicaron a “TV Notas ” dos scorts.