El desdichado no tiene otra medicina que la esperanza: Shakespeare

Buen día apreciado lector:
Con el ungimiento formal que hizo ayer el Organismo Público Local Electoral del nuevo gobernador Cuitláhuac García Jiménez, inicia una nueva e inédita etapa política para la entidad, que comenzará formalmente en los primeros segundos del sábado primero de diciembre próximo.
Incluso antes, extraoficialmente, si algo inesperado se diera.
El joven Cuitláhuac será, de acuerdo a las cuentas que hiciera en su libro “Gobernadores del Estado de Veracruz 1821-1982” el inolvidable periodista e historiador xalapeño Leonardo Pasquel, el gobernador 125. El primero fue Pedro Telmo de Landero, el segundo Nicolás Bravo y el 117, hasta donde lo relató don Leonardo, Agustín Acosta Lagunes.
Con todo lo pasado en Veracruz, hubo hartazgo de la población, al grado tal que el primero de julio se volcó en las urnas para provocar una extraordinaria e inesperada revolución silenciosa que ahora pone al joven Cuitláhuac como el gobernador de la esperanza.
Y como todos queremos que le vaya bien a nuestro estado, esperemos que antes de la toma de posesión convoque a los veracruzanos a aportar ideas y propuestas valederas, que se puedan concretar ya, y así su mandato sea de recuperación del trabajo que perdieron muchos empleados y evidente, la creación de otros para que haya tranquilidad para todas las familias en esto debiera involucrar a los hombres y a las mujeres, a los jóvenes y a la gente madura que aporte conocimientos y experiencia .
Al respecto, entre otros, ahí tiene a gente de alto nivel como Rafael Hernández Villalpando, Rocío Nahle, Ricardo Ahued, Amado Cruz Malpica, Gonzalo Guízar, Manuel Huerta y también el flamante diputado tuxpeño José Manuel Pozos Castro que en el gobierno de don Miguel Alemán Velasco con Alejandro Montano Guzmán crearon el Centro de Comunicación, Cómputo y Comando (C-4).
Por cierto y como es tradicional cada mandatario suele llevar una relación de respeto con los otros dos poderes, a cuyos titulares siempre ha sugerido antes de la toma de posesión.
En el Poder Legislativo no habrá problema; su partido tendrá la mayoría. ¿Y en el Poder Judicial?, aquí hay expectación porque a diferencia del actual gobernador Miguel Angel Yunes Linares, el señor magistrado presidente Edel Álvarez Peña, fue electo para tres años, o sea le queda uno vigente con posibilidad de una reelección.
Bueno, seguramente y a menos que decida otra cosa, podrían hacer una buena mancuerna.
Tenga el lector mucha salud y paz y armonía.
gustavocadenamathey@nullhotmail.com