“De los nueve partidos que compitieron en la elecciones locales del 1 de julio, cuatro de ellos no lograron mantener su registro, no podrán contender como partidos en lo subsecuente- si acaso bajo la figura de asociaciones políticas-, y se quedan sin recibir prerrogativas, al no alcanzar el mínimo requerido: el 3% de la votación total. Los cuatro partidos son: Nueva Alianza, Encuentro Social, Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano”. Lo escribe Silverio Quevedo en “Imagen del Golfo”.. Quizás si los partidos conservan el registro nacional puedan mantenerlo a nivel estatal, pero ya sin prerrogativas.. Los legisladores de estos partidos que ganaron, podrán funcionar como independientes o adherirse a la bancada de algún otro partido político.