En “El Financiero”, Salvador Camarena se refiere a lo que él considera han sido las tres salidas en falso de Ricardo Anaya. La primera, la noche de la elección presidencial, n que José Antonio Meade, seguramente con el visto bueno de Los Pinos- o por indicaciones presidenciales- salió públicamente a reconocer el triunfo de AMLO, anets que Anaya. La segunda, cuando a pesar de haber obtenido el segundo lugar en la elección, Meade fue el primero en reunirse con AMLO. Y la tercera, al reaparecer ayer para reunirse con un “don nadie”: Damián Zepeda.. Yo creo que en este encuentro mandó el mensaje que quería: el actual dirigente y yo, con el control de la estructura panista que conservamos, vamos a lograr que Marko Cortés- gente muestra- sea el nuevo dirigente del PAN, y no Moreno Valle o Gil Zuarth”.