Un Magistrado federal puso punto final a las acusaciones judiciales contra la ex-lideresa sindical Elba Esther Gordillo, al decretar anoche su libertad por falta de elementos en el juicio por delincuencia organizada y lavado de mil 978 millones de pesos, el último que tenía vigente. Después de cinco años con cinco meses y once días, finalmente la ex-dirigente del SNTE ya no tiene ninguna restricción para circular con libertad o hacer vida pública, a partir de este miércoles.. La nota es de Abel Barajas en “Reforma”.