El Papa Francisco aseguró hoy que el ego es una esclavitud que encadena “más que una prisión”. Añadió: “el egocentrismo soberbio excava un pozo profundo entre sí y los demás, esclavos de nosotros mismos e incapaces de amar”, Señaló que los ególatras no viven en verdadera libertad. Lo dijo ante miles de personas en la Plaza de San Pedro del Vaticano. La información es de Notimex.. Tenemos un amigo (ARO) que cuenta que su padre siempre le decía: “quiérete un chingo”.