Cuando Amadeo Flores Espinosa fue titular de Seguridad Pública y luego Secretario de Gobierno, en el sexenio de Acosta Lagunes, acostumbraba decir que había que estar bien con el Ejército, con la Iglesia y con los medios de comunicación. Y cuando hacía algún festejo, siempre tenía a derecha al Gral. Badillo, que era Comandante de la Zona Militar, y creo que al Padre Lima a su izquierda, además de alguno que otro de los periodistas cuya amistad aún conserva. Pues al Ejército y a la Iglesia actualmente se les sigue reconociendo su influencia, mientras que al “Cuarto Poder” ya no lo miran igual que antes.. ¿”Qué pasó, que pasó?”, como dice nuestro cuñado.