Lugar:
Fuente:
Reuters

Google canalizó 19 mil 900 millones de euros (22 mil 700 millones de dólares) a través de una empresa administrativa holandesa hacia Bermudas en 2017, como parte de un arreglo que le permite reducir sus impuestos en el exterior, mostraron documentos presentados en la Cámara de Comercio de Holanda.

La cantidad canalizada a través de Google Netherlands fue de cerca de 4 mil millones de euros más que en 2016, mostraron los documentos presentados el 21 de diciembre.

“Pagamos todos los impuestos debidos y cumplimos con la ley tributaria en todos los países en los que operamos en todo el mundo”, dijo Google en un comunicado.

“Google, al igual que otras empresas multinacionales, paga la gran mayoría de sus impuestos sobre sus ganancias corporativas en su país de origen y hemos pagado una tasa tributaria efectiva global de 26 por ciento en los últimos diez años”, agregó.

La sucursal en Holanda es usada para canalizar ingresos de regalías obtenidas fuera de Estados Unidos a Google Ireland, una filial con sede en Bermuda, donde las empresas no pagan impuesto sobre sus utilidades.

La estrategia tributaria, conocida como el “Sándwich Doble Irlandés Holandés”, es legal y permite que Google, propiedad de Alphabet, evite pagar impuestos a las ganancias en Estados Unidos o que Europa retenga impuestos sobre los fondos, que representan la mayor parte de sus ganancias en el extranjero.

Sin embargo, bajo presión de la Unión Europea y Estados Unidos, Irlanda decidió en 2014 una eliminación gradual del acuerdo, por lo que las ventajas tributarias de Google terminarán en 2020.

Google Netherlands pagó 3 mil 400 millones de euros en impuestos en Holanda en 2017, mostraron los documentos, sobre una ganancia bruta de 13 mil 600 millones de euros.