En la India, Mohammad Furgan, de 20 años, fue declarado muerto por los doctores de un hospital, tras sufrir un accidente,. Su familia pagó 195 mil pesos por su tratamiento y quedó desconsolada. . “Ya prepábamos su entierro, cuando notamos movimientos en sus extremidades, lo volvimos a llevar al hospital y se dieron cuenta de su error”, señalaron sus familiares. Está delicado pero con un pulso y reflejos normales. La información es de “Milenio”.