Fue muy notoria la intención del Presidente López Obrador de que ya quiere llevarla bien con el Subcomandante Marcos, líder de la EZLN, quien ha sido critico de su gobierno. En primer lugar porque los primeros hospitales del IMSS que visitó, en su gira nacional por el país, fueron precisamente los enclavados en la zona zapatista. En segundo lugar, por lo que expresó: “Tenemos reconocimiento por ese grupo, por lo que aportó en su momento, y recomiendo que ya nos nos peleemos, que necesitamos estar unidos”. Y tercera, porque subió al Twitter una foto de hace años con el Sub.