No hay confusión posible, la gran estatua de madera es una imagen poco halagadora de Donald Trump y se encuentra en Eslovenia, la patria de su esposa Melania. La construcción de casi ocho metros de altura muestra a Tump con su peinado característico, traje azul y larga corbata roja. Su brazo derecho con el puño crispado se alza como el de la Estatua de la Libertad en el puerto de Nueva York. Al accionar un mecanismo, se separan los labios rojos y aparecen dientes como los de un tiburón. “La estatua tiene dos caras”, dijo el escultor Tomaz Schlegel. “Una es amable y cordial, la otra es la de un vampiro”. La nota es de AP y la publica “Reforma”.