Lugar:
Fuente:
El Financiero

La organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) reportó que el brote de ébola declarado por la República Democrática del Congo el 1 de agosto de 2018 ha sido el más grande del país y el segundo más grande registrado, detrás de la epidemia en África Occidental entre 2014 y 2016.

En 2018, el Congo informó sobre su décimo brote de ébola en 40 años, que ha superado los 3 mil casos.

“Durante los primeros ocho meses de la epidemia, hasta marzo de 2019, se habían reportado 1,000 casos de Ébola en la región afectada. Sin embargo, entre abril y junio de 2019, este número se ha duplicado, pues se han reportado 1,000 nuevos casos solo en estos tres meses”, indica el reporte de MSF publicado el 4 de septiembre.

Además, indicó que desde el pasado junio los casos nuevos notificados de la enfermedad se han mantenido altos, con un promedio de entre 75 y 100 casos semanales.

Apuntó que aunque en las últimas semanas la cifras ha bajado, los nuevos casos se han mantenido en un promedio de entre 70 y 75 por semana.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud del Congo, hasta el 28 de agosto de 2019 ha habido 3 mil 4 casos totales, de los cuales han sido confirmados 2 mil 899. Además, ha habido 2 mil 6 muertes.

MSF, que ha participado desde que se declaró la epidemia en 2018, cuenta actualmente con más de 600 trabajadores en respuesta al brote, indicó en su reporte, y añadió que han brindado atención a pacientes en Goma, Kivu del Norte, Bunia, Ituri, Bukavu y Kivu del Sur.

El 11 de junio de 2019, Uganda reportó a tres personas diagnosticadas con ébola. Luego de un tiempo sin más casos registrados, el 29 de agosto, una niña falleció por la enfermedad.

El 14 de julio se confirmó el primer caso en Goma, capital de Kivu del Norte, de un paciente que había viajado desde Butembo. El paciente falleció el 16 de julio.

El día 30 del mismo mes, una segunda persona fue diagnosticada en Goma, quien falleció al día siguiente, al tiempo que se anunciaron dos casos más.

Tras el primer caso en Goma, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que el brote en el Congo era una “emergencia de salud pública de importancia internacional”.

“Para finales de julio, 28 de las 47 zonas sanitarias a lo largo de las provincias de Ituri y Kivu Norte habían reportado casos de Ébola. De estas 28, 18 se consideran zonas de transmisión activas, es decir, que han notificado la existencia de nuevos casos confirmados en los últimos 21 días (el periodo máximo de incubación del Ébola)”, informa Médicos sin Fronteras.

Además, explica que Kivu del Sur ha registrado casos en la zona de Mwenga, siendo la tercera provincia del Congo afectada por el brote.