“Las proyecciones optimistas que plantea el Paquete Económico 2020 que presentó el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, sólo podrían verse alteradas “si llegaran a exacerbarse algunos riesgo, entre los que destacan: una mayor retraso en la aprobación del T-MEC; un escalamiento de los conflictos geopolíticos y comerciales a nivel mundial; una mayor desaceleración de la economía mundial, principalmente en la producción industrial de Estados Unidos; un mayor deterioro de la calificación crediticia de Pemex, con su posible contagio a la deuda soberana, y una mayor debilidad de la inversión privada”. Lo comenta Eduardo Ruiz-Healy en “El Economista”.