Lugar:
Fuente:
Reforma/Joani Cruz

El América llega con seis partidos sin ganar al Clásico Nacional, mientras que Chivas buscará estrenar a su nuevo técnico, Luis Fernando Tena, con una victoria,
Oribe Peralta se reencontrará en pleno Clásico Nacional y, en uno de los momentos más bajos de su carrera, con uno de los técnicos que desató su olfato goleador hace 7 años.

El ser convocado por Luis Fernando Tena para los Juegos Olímpicos de Londres 2012 cambió la vida del “Cepillo”, quien recién figuraba en el futbol mexicano a sus 28 años.Tras su destacada actuación en ese torneo, donde fue clave para que el Tri se llevara la medalla de oro, Peralta se convirtió en un delantero despiadado que respondió con títulos y goles en Santos y América. Hoy, cuando más sufre por retomar su nivel, aparece nuevamente Tena, ahora para dirigirlo en el Guadalajara.

Oribe no ha marcado un gol en más de un año, además de que, con Chivas, equipo al que llegó procedente de las Águilas en busca de protagonismo y minutos, se ha visto relegado ante la presencia de Alan Pulido y Alexis Vega.

El “Cepillo” apenas ha disputado 8 partidos y 424 minutos en el actual torneo con el Rebaño, números que no se traducen en la apuesta que buscó con los rojiblancos, pero sí en asemejarse a ese jugador que tras debutar en 2003, tardó 8 años en explotar.

La tarea no será nada fácil para el Guadalajara, Oribe y Tena.

Las Águilas afrontarán el duelo con el cuchillo entre los dientes, porque ya son 6 partidos en los que no conoce la victoria y, ayer, la presión aumentó con la presencia del dueño, Emilio Azcárraga, en el Nido de Coapa.

Afortunadamente para Miguel Herrera y compañía, América saldrá con equipo completo. Paul Aguilar, Bruno Valdez y Guido Rodríguez se recuperaron de sus lesiones y alinearán como titulares, además de que Federico Viñas podría aparecer también en el 11 inicial.

Al Clásico Nacional de esta noche no le hará falta nada. Oribe en su regreso al Azteca, necesita revivir, y Tena podría tener la solución en sus manos.