Lugar:
Fuente:
AP

Una escasez de piezas causada por una huelga del sindicato United Auto Workers obligó a General Motors a cerrar sus fábricas de camionetas y transmisiones en Silao, Guanajuato.

El portavoz de GM, Dan Flores, confirmó que la producción en las plantas fue suspendida este martes por la mañana. Dijo desconocer cuántos trabajadores resultaron afectados.

El cierre de plantas significa que GM ha perdido los nuevos suministros de su camioneta ligera Chevrolet Silverado, el vehículo de más ventas de la compañía en Estados Unidos.

La compañía remarcó que mientras esta situación prevalezca se aprovechará el tiempo para dar mantenimiento preventivo a las instalaciones y equipos de dicho centro laboral.

“En General Motors de México nos mantenemos a la expectativa de las negociaciones entre General Motors Company y el sindicato United Automobile Workers en Estados Unidos para evaluar el día a día de nuestras operaciones, esperamos que el complejo Silao pueda restablecer labores en los siguientes días”, destacó la firma en un comunicado.

Por el momento, General Motors indicó que sus complejos de manufactura ubicados en Ramos Arizpe, San Luis Potosí y Toluca, permanecen operando de manera regular.

Anteriormente, GM tuvo que cerrar una planta de motores en México y otra de ensamblaje en Canadá.

La huelga de más de 49 mil trabajadores sindicalizados está ahora en su tercera semana y ambas partes están sintiendo los efectos. Los trabajadores en Estados Unidos están teniendo que sobrevivir con 250 dólares por semana en paga de huelga, en lugar de su salario básico normal de unos mil 200 dólares semanales.

Con información de Axel Sánchez