Lugar:
Fuente:
El Financiero / Alex Fernández

La firma española de inversionistas Abertis y el fondo soberano de Singapur GIC acordaron comprar a Goldman Sachs Infrastructure Partners el 70 por ciento de las acciones que posee en Red de Carreteras de Occidente.

La operación se llevará a cabo a través de un consorcio formado por Abertis y GIC. La primera desembolsará mil 500 millones de euros (alrededor de 32 mil millones de pesos) por el 50.1 por ciento de las acciones, mientras que el fondo ostentará el resto, aunque no se ha precisado el monto.

El 30 por ciento restante de la red de carreteras está actualmente en manos de inversores y gestoras de fondos de pensiones mexicanos (Administradoras de Fondos para el Retiro).

De acuerdo con un comunicado de la española enviado a la BMV, la operación está sujeta a la aprobación de las autoridades regulatorias y otras condiciones habituales en este tipo de transacciones. Se estima que el cierre del acuerdo se produzca durante el primer semestre de 2020 mediante una oferta pública.

El Enterprise Value (valor total de una empresa) de la operadora mexicana es de 5 mil millones de euros, aproximadamente.

Abertis financiará la operación mediante una combinación de efectivo disponible y préstamos ya existentes.

“La operación supone la entrada del Grupo en el negocio de las autopistas de México y consolida la presencia de Abertis como operador de autopistas en América, donde ya cuenta con una fuerte implantación en Chile, Brasil, Argentina y Puerto Rico”, dijo la firma en el comunicado.

Red de Carreteras del Occidente gestiona 5 concesiones, con un total de 876 kilómetros, ubicadas en la región centro-occidente del país, conectando el corredor industrial de El Bajío, y las dos principales ciudades, Ciudad de México y Guadalajara.