Lugar:
Fuente:
EFE/Reforma

Javier Iturriaga, designado por el Gobierno de Chile encargado de la seguridad en la Región Metropolitana mientras dure el estado de emergencia, dijo que estudiarán si es necesario decretar otro toque de queda para esta noche, tras las protestas por el alza a la tarifa del metro.

“Esperamos que sea un día tranquilo. Espero que no sea necesario decretar un nuevo toque de queda”, dijo Iturriaga.

El general de división dijo que la noche del sábado fue muy alterada, con actos vandálicos y saqueos hasta aproximadamente las 1:30 horas de la madrugada (hora local), mientras que se fue calmando en las horas siguientes.

Iturriaga cifró en tres mil los militares, de distintos rangos, que están movilizados para controlar la situación en la Región Metropolitana, los cuales trabajan junto a unos cinco mil efectivos de Carabineros y de la Policía de Investigaciones.

El dato es diferente al del total de nueve mil 441 militares que el Ministro de Defensa difundió el sábado.

Este domingo, las autoridades confirmaron la muerte de tres personas, dos mujeres y un hombre, durante un incendio en un supermercado de la comuna de San Bernardo.

En tanto, el Ministro del Interior de Chile, Andrés Chadwick, informó que en la madrugada, ante un control de patrulla militar en la comuna santiaguina de Puente Alto, se produjo un incidente en el que dos personas resultaron con graves heridas de bala.

Chadwick anunció a la prensa que en la noche y la madrugada de este domingo, se contabilizaron 50 eventos violentos en la Región Metropolitana y 53 en el resto del país.

Finalmente, indicó que durante el toque de queda que se realizó esta madrugada en tres regiones del país se detuvo a 244 personas que no respetaron la prohibición de libre circulación que establece esa medida.

En cinco regiones del país rige el estado de emergencia, que otorga al Ejército la responsabilidad de mantener la seguridad: en casi toda la capital desde la madrugada del sábado y en Valparaíso, Concepción, las comunas de Coquimbo y La Serena, en la región de Coquimbo y la comuna de Rancagua, desde la madrugada de este domingo.

Además, para Santiago, Valparaíso y Concepción rigió durante la noche y hasta las 7:00 horas de esta mañana un toque de queda que prohibió la libertad de movimientos ciudadanos, pese a lo cual, aunque en menor medida, siguieron registrándose algunos incidentes, principalmente saqueos en comercios y supermercados, que todavía se registraban en el amanecer de este domingo.

Para Concepción, las autoridades ya han adelantado que esta noche volverá a regir el toque de queda, a partir de las 22:00 horas local y hasta las 6:00 horas local.

La Región Metropolitana, en la que se ubica Santiago de Chile, informó de que 20 mil 84 hogares se encuentran sin suministro eléctrico.

Las calles de algunos puntos del país, que fueron escenario este sábado de violentos enfrentamientos con el Ejército y las fuerzas del orden, amanecieron con una visible cantidad de escombros y desperfectos.

La red del Metro de Santiago continua cerrada, mientras que la empresa de autobuses urbanos volvió a funcionar este domingo.

Más de 90 vuelos nacionales e internacionales con salida y llegado en el Aeropuerto Internacional de Santiago de Chile fueron cancelados.

La militarización del país ha ido en aumento para tratar de controlar los desmanes violentos en los que derivó desde el pasado viernes la radicalización de la protesta ciudadana contra el alza del precio del metro, punta del iceberg del hartazgo de la sociedad por la carestía y la desigualdad del país.