Lugar:
Fuente:
BLOOMBERG / KURT WAGNER Y SARAH FRIER

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, ‘enfrenta’ este miércoles al Congreso de Estados Unidos, que se ha mostrado escéptico sobre los ambiciosos planes de la compañía de crear una criptomoneda que beneficiará a millones de personas sin cuentas bancarias y pobres alrededor del mundo.

Zuckerberg tratará de convencer a los legisladores de que la tecnología detrás de la criptomoneda debe ser desarrollada por una empresa estadounidense o que corran el riesgo de verse superados por China, nación que no comparte los mismos valores que EU.

El empresario tiene prevista este miércoles una audiencia ante la Comisión de Servicios Financieros donde explicará los planes de Facebook para lanzar la criptomoneda libra.

Este proceso podría durar hasta cinco horas si los 60 miembros inscritos en el Comité utilizan los cinco minutos que tienen para hablar o cuestionar a Zuckerberg.

El CEO de Facebook es consciente del escepticismo al que se enfrenta el plan de la criptomoneda, sobre todo por la polémica en la que que su compañía se ha visto envuelta sobre el tema de la privacidad de datos.

“Creo que esto es algo que necesita ser desarrollado, pero entiendo que en este momento no somos ‘el mensajero ideal’ para hacerlo “, dice el discurso que Zuckerberg tiene preparado para los legisladores.

“Hemos enfrentado muchos problemas en los últimos años, y estoy seguro de que la gente desearía que alguien que no fuera Facebook presentara esta idea”, agregó.

Libra ha enfrentado un aluvión de críticas desde su anuncio en junio pasado. Funcionarios del Gobierno y los bancos centrales de EU y Europa han expresado su preocupación sobre cómo el proyecto protegerá la privacidad de los datos de los usuarios y evitará que los delincuentes lo usen para ‘lavar’ dinero.

Zuckerberg señaló que no tiene intención de lanzar la criptomoneda sin la aprobación de los reguladores.

El empresario tiene preparados varios argumentos con los que intentará ‘vender’ libra a los congresistas: Ayudará a reducir la desigualdad de ingresos al dar al público, incluidos 14 millones de personas en EU que no tienen acceso a servicios bancarios, una forma más fácil, rápida y económica de enviar dinero a todo el mundo.

Al mismo tiempo, el proyecto cimentará el liderazgo financiero internacional de EU, esto debido a que libra estará respaldada por el dólar estadounidense, sobre todo si su lanzamiento se da antes de los proyectos similares preparados por China.