Lugar:
Fuente:
Reuters

La Reserva Federal recortó este miércoles su tasa de interés de referencia por tercera vez este año, una medida con la que busca asegurar que la economía de Estados Unidos resista una guerra comercial y otros riesgos sin caer en una recesión, pero apuntó a que haría una pausa en el ciclo expansivo.

El banco central de Estados Unidos, que bajó su tasa de política monetaria un cuarto de punto porcentual a un rango entre 1.5 y 1.75 por ciento, eliminó una referencia a que “actuará según sea apropiado” para apoyar la expansión económica, una frase que se consideraba una señal de futuros recortes.

En cambio, el banco indicó que “monitorizará las implicaciones de la información económica para valorar el curso apropiado”, una frase menos decisiva.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ofrecerá una conferencia de prensa a las 18:30 GMT para explicar la decisión.

Los presidentes de los bancos de la Fed de Kansas City y Boston, Esther George y Eric Rosengren, no estuvieron de acuerdo con lo decidido, como en las dos anteriores bajas de tasas, que consideraron innecesarias.

La Fed y la economía están en una coyuntura inusual. El desempleo está cerca de un mínimo de 50 años, la inflación es moderada y datos recientes mostraron que el Producto Interno Bruto creció a una tasa anual de 1.9 por ciento en el tercer trimestre.

Pero áreas de la economía, particularmente las manufacturas, han flaqueado en los últimos meses por una desaceleración de la economía mundial.

Las empresas han reducido las inversiones en respuesta a una guerra comercial entre Estados Unidos y China que elevó los aranceles a muchos productos y también hizo más riesgosos los compromisos de largo plazo.