Decía anoche el analista Javier Tello- simpatizante de la 4T- que la SCJN necesita un caso a resolver que le permita retomar su imagen de autonomía, un poca averiada por cómo se manejó la salida del magistrado Eduardo Medina Mora, y que el asunto de la “Ley Bonilla” se prestaba perfectamente para ello. Y es que además PAN y PRD, PRI, Movimiento Ciudadano, Partido de Baja California, Gobierno anterior de Baja California, INE y hoy la Comisión Nacional de Derechos Humanos, han presentad recursos de inconstitucionalidad contra ella.