“Que la paz siempre predomine.. sobre la guerra y la violencia… que el hombre nunca olvide.. donde lleva su impertinencia… Que los niños puedan jugar.. con sus alegrías en sintonía.. que los adultos puedan brindar.. a un futuro pleno de armonía”. Es parte de un poema de Lupércio Mundim. Foto de “Sildeplayer”.