El Fondo Monetario Internacional aprobó la séptima renovación de la Línea de Crédito Flexible para México con una vigencia de dos años. Se trata del primer acuerdo signado por el gobierno mexicano actual con el FMI. A solicitud del gobierno, el monto del crédito se reducirá por segunda ocasión consecutiva, ahora de 74 mil millones de dólares a 61 mil millones de dólares. Esta reducción es el segundo paso de la estrategia en ejecución para dejar de utilizar la LCF.  La nota es de Yolanda Morales en “El Economista”. Foto de “Profitas”.