Lugar:
Fuente:
Meganoticias / Lizbeth Inclán

Con motivo de la liquidación de 12 extrabajadores del desafiliado club Tiburones Rojos de Veracruz que fueron despedidas en 2011, personal de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Boca del Río que forma parte de la Secretaria de Trabajo del Estado acudió al estadio Luis “Pirata” Fuente, para notificar del embargo de autobuses y cuentas bancarias.

Se trata de un adeudo de 10 millones de pesos que mantiene el club con los exempleados.

El señor Clemente Delfín Enriquez quien fue chófer del autobús de fútbol del equipo de primera división, detalló que aunque en diversas ocasiones buscaron al dueño del equipo Fidel Kuri Grajales, se nego a atenderlos.