Economia y negocios

Peso reporta apreciación de 4.55% en este año

Lugar:
Fuente:
Notimex/El Economista

Previo a la Navidad, el tipo de cambio terminó en 18.98 pesos a la venta, de acuerdo con la información del Banco de México (Banxico), cuando en la misma fecha, pero de 2018, la cotización cerró en 19.8950 pesos por dólar.

Foto: Notimex

El peso recibió como regalo navideño una apreciación de 4.55% respecto del 24 de diciembre del año pasado, debido a factores como bajas tasas de interés en el país y la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), entre otros.

Y es que previo a la Navidad, el tipo de cambio terminó en 18.9880 pesos a la venta, de acuerdo con la información del Banco de México (Banxico), cuando en la misma fecha, pero de 2018, la cotización cerró en 19.8950 pesos por dólar.

James Salazar Salinas, subdirector de Análisis Económico de CIBanco, comentó que en términos generales el peso tuvo un comportamiento positivo a lo largo del año.

En entrevista, el especialista financiero dijo que desde el cierre del año pasado a la fecha, el peso ha tenido una apreciación de casi 5 por ciento.

Explicó que este desempeño de la moneda nacional se debió a tres factores: el primero, el diferencial alto entre las tasas de interés que hay entre México y Estados Unidos.

“La verdad es que sigue siendo muy atractivo las inversiones en pesos y a México se le sigue viendo, en forma relativa, mejor posicionado que muchas economías emergentes, ese diferencial ayuda a que las apuestas en favor del peso se hayan mantenido”.

El segundo factor fue el viraje que hizo la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos en su política económica, después que en 2018 subió sus tasas de interés y en este año se dieron tres recortes.

“Al bajar tasas (la Fed) hace menos atractivos a los dólares, debido a que los rendimientos que ofrecen en la moneda estadounidense es más bajo y eso le favorece de rebote al peso”.

Y el tercer elemento, que tiene que ver más con la parte interna, fue la estabilidad fiscal y financiera, pese al bajo crecimiento económico, ya que se cumplió con el compromiso de mantener finanzas públicas sanas.

Salazar expresó que el Ejecutivo federal cumplió con no aumentar los niveles de deuda como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), además de que reportó un superávit primario y “eso le gusta a los inversionistas”.

Señaló que aunque haya un estancamiento económico, mientras la estabilidad se preserve “termina ayudando el ambiente para los inversionistas”.

A lo anterior, dijo, se le suma el T-MEC, el cual solo falta ser ratificado por el senado de Estados Unidos, donde la parte más difícil ya se dio y con ello se quita incertidumbre al acuerdo comercial.

Además, el tema de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, donde ya se ve un posible acuerdo le teminó ayudando al peso.

Si bien reconoció que a lo largo del año se dieron algunos episodios de volatilidad provocados por factores geopolíticos que presionaron a la moneda nacional, como fueron los ataques de Donald Trump con imposición de aranceles, los disturbios en Hong Kong, los movimientos sociales en América Latina, como el caso de Chile; pleitos entre Turquía, Estados Unidos e Irán, entre otros.

A una semana de que termine el año, añadió el analista, el peso cerrará bien y si se presiona un poco sería en el mercado spot en 19.05 pesos por dólar.

Recordó que CIBanco tiene un estimado del tipo de cambio para este 2019  de 19.05 y para 2020 lo ubican 20.00 pesos por dólar.

rrg