Lugar:
Fuente:
Afp

La presidenta de la cámara baja de Estados Unidos, Nancy Pelosi, afirmó el jueves que aún no enviará al Senado el acta de acusación contra el presidente Donald Trump y que lo hará cuando que esté lista, un paso esencial para iniciar el juicio de destitución.

“No voy a retenerla para siempre. La enviaré cuando esté lista y probablemente sea pronto”, dijo Pelosi en una conferencia de prensa, luego de que varios legisladores demócratas comenzaran a mostrarse públicamente impacientes este jueves.

El presidente estadunidense, que se ha declarado inocente desde que inició el asunto con Ucrania, reaccionó desde la Casa Blanca, y repitió que la avanzada demócrata es el fraude más grande contra el gobierno de Estados Unidos.

Republicanos y demócratas han estado inmersos en una puja desde diciembre cuando fue aprobada por la mayoría opositora en la cámara de Representantes la acusación contra Trump por “abuso de poder” y “obstrucción al buen funcionamiento del Congreso”.

Los demócratas acusan al presidente de haber incurrido en abuso de poder al pedir a Ucrania investigar a Joe Biden, su potencial rival en la elección presidencial de noviembre próximo.

Ahora se celebrará un juicio político en el Senado, donde los republicanos tienen la mayoría y dado el fuerte apoyo dentro de sus filas, Trump debería ser absuelto.

Pero Pelosi se niega a enviar la acusación al Senado hasta que los republicanos establezcan un marco “justo” para el juicio, incluyendo un acuerdo sobre los testigos que serán llamados antes de que inicie.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, la acusó de “hipócrita” por retrasar un proceso que los demócratas han dicho que es urgente. Además señala que los testigos se pueden elegir en una fecha posterior.