El empresario español Tatxo  Benet compró el polémico cuadro  de Fabián Cháirez que muestra a Emiliano Zapara desnudo, con tacones, y que despertó numerosas críticas en México. Benet dijo que adquirió la obra por la cenura que se cierne sobre ella. La consideró fundamental para su colección de arte, formada por unas 70 piezas, “que han sido censuradas por cualquier motivo o grupo de presión”. No reveló el precio que pagó, pero señaló que había mucha competencia para adquirirlo. La información es de EFE y la publica “Reforma”.