Lugar:
Fuente:
Afp

La defensa del fundador del sitio de filtraciones WikiLeaks, Julian Assange, entregó a la Audiencia Nacional un extenso informe en el que detalla el espionaje al que habría sido sometido por la empresa española UC Global mientras estuvo asilado en la Embajada de Ecuador en Londres.

El informe, de 69 páginas y al que tuvo acceso Europa Press, fue elaborado por la defensa de Assange, coordinada por el ex juez Baltasar Garzón, a partir de documentos que estaban en posesión de la empresa, dirigida por el español David Morales, y que fueron entregados por uno de los ex trabajadores de la misma.

En el informe se detallan prácticas que van desde la colocación de micrófonos y cámaras, copiar teléfonos móviles y documentos de identidad de las visitas que recibía, hasta perfiles de políticos, médicos y abogados con los que el fundador de Wikileaks mantuvo contacto.

Tanto Morales, quien se encuentra en libertad provisional con medidas cautelares, como UC Global, son investigados por delitos contra la intimidad y el secreto de las comunicaciones abogado-cliente, cohecho y blanqueo de capitales.

Según expone el documento, “en los ordenadores y servidores de UC Global se hallaba, inexplicablemente, una gran cantidad de material como vídeos, audios, perfiles de personas, documentos personales de visitas, capturas de pantallas de dispositivos electrónicos, cartas personales, y demás información de Assange, sus abogados, médicos y demás visitas”.

Toda esta información, acompañada de minuciosos detalles como los días en que se habían obtenido los datos o las fechas y horas de las visitas, se volcaba en los servidores de la empresa bajo la denominación “Hotel”, tal y como habría llamado Morales a la operación de espionaje.

“Es inexplicable que la empresa de seguridad de la misión diplomática ecuatoriana en Londres, cuyo objetivo era simplemente proveer una elemental seguridad perimetral, haya obtenido tamaño volumen de información”, remarca el informe, que la defensa de Assange pidió incorporar a la causa que investiga el presunto espionaje, en manos de titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata.

Igualmente, dice el texto, el ex trabajador de UC Global aportó “capturas de pantalla de conversaciones por chats telefónicos que confirman la metodología utilizada para la obtención de ese volumen de información privada y traslado a los ordenadores y servidores de la empresa”.

La defensa de Assange sostiene que Morales habría estado facilitando toda la información que obtenía a la inteligencia de Estados Unidos, principalmente a través de la cooperación de la empresa Las Vegas Sands, en cuyos hoteles se habría alojado cuando viajaba a ese país, y su personal de seguridad.