Lugar:
Fuente:
La Jornada

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez informó que el gobierno federal inició el proceso de colocación de un bono catastrófico por unos 425 millones de dólares.

Los papeles, conocidos como Cat Bond, funcionan como una especie de seguro ante desastres naturales de gran magnitud como huracanes y terremotos.

“En las próximas semanas se realizará el cierre de esta operación por un monto aproximado de 425 millones de dólares, es decir, casi 8 mil millones de pesos”, escribió Herrera Gutiérrez en su cuenta de Twitter.

Explicó que estos bonos se detonan cuando ocurren desastres naturales , como los sismos de 2017 o los huracanes Gilberto o Paulina.

“En estos casos, el bono catastrófico funciona como una especie de seguro, los recursos se aplican a la atención inmediata de la población afectada y a la reconstrucción de la infraestructura física del gobierno, estatal y municipal, así como de vivienda en zonas de alto riesgo.

El titular de la secretaría de Hacienda confió en que “estos eventos no sucedan , pero estaremos preparados encaso de que ocurran”, aseguró.