Lugar:
Fuente:
EFE/Reforma
 Los fallecidos en Italia con el coronavirus alcanzaron este domingo los mil 809, lo que supone un aumento de 368 en las últimas veinticuatro horas, según el último balance comunicado por el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, en rueda de prensa.

Este aumento del número de víctimas mortales es el más alto registrado desde que surgió el foco, a finales del mes de febrero.

El número de enfermos actualmente en Italia, principal foco de Europa, es de 20 mil 603 personas, 2 mil 853 más en comparación con los datos de ayer sábado, y los curados son 2 mil 335, lo que equivale a un aumento de 369 respecto al último boletín.

Con ello, el número de contagios totales desde la detección del brote es de 24 mil 747, contando los enfermos, los fallecidos y los curados, mientras que las pruebas realizadas a la población ascienden ya a 124 mil 899.
Las regiones con más contagios están en el norte: Lombardía con 10 mil 43 casos positivos, seguida por Emilia-Romaña (2 mil 741), Véneto (mil 989), Piamonte (mil 30) y Las Marcas (centro) con mil 87 enfermos.

Del total de contagiados, 9 mil 268 personas se curan en sus propios domicilios, 9 mil 663 están hospitalizados con síntomas y mil 672 reciben cuidados intensivos, un 10 por ciento del total aproximadamente.

Solo en la región de Lombardía, la más afectada, con capital en Milán, los contagiados actualmente son 13 mil 272, un aumento de mil 587, mientras que los muertos con el patógeno ascienden a mil 218, informó el consejero regional de Salud, Giulio Gallera.

Una de las emergencias de esta región norteña es la escasez de puestos en terapia intensiva, aunque en las últimas horas los pacientes que requirieron esa terapia ha aumentado solo en 25, “un dato mucho más reducido” que en los últimos tiempos, señaló.

En Italia preocupa la posibilidad de que el virus sobreviva en la superficie de los objetos y una persona pueda infectarse al tocarlos.

En este sentido el presidente del Instituto Superior de Sanidad (ISS), Silvio Busaferro, explicó que existen “datos experimentales” que demostrarían que el coronavirus puede vivir “algunas horas o días” en distintos tipos de superficies.

Pero indicó también que se trata de un patógeno “muy sensible” a los desinfectantes a base de alcohol y cloro y abogó por lavarse las manos frecuente y correctamente, también con jabón, además de mantener una distancia prudencial con otros sujetos.

Por ello las autoridades italianas insisten en la necesidad de que toda la población permanezca en sus casas para tratar así de contener la pandemia, siguiendo las instrucciones del Gobierno.