El ríspido intercambio por Twitter de ayer entre el Presidente de El Salvador Nayib Bukele y el cancller merxicano Marcelo Ebrard respecto a que 12 pdersonas supuestamente infectadas con coronavirus viajaría por avión de la CDMX a San Savador, resultó sorpresivo porque el salvadoreño se había declsarado admirador de México y de AMLO  y éste, inclusive, la había promertido becas y apoyos financieros. Así que una de dos , o el gobieeno mexicano no cumplió lo prometido  y por eso cvino el descontón… o el salvadoreño es un malagradecido. Eso escriben en “Templo Mayor” de Reforma. Foto de nnc.mx.