Los Tres Amigos (Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñarritu) mostraron su músculo ayer, junto con la titular del fideicomiso Incine, María Novaro, para defender el cine mexicano. Los realizadores, Oscar en mano, se unieron a la movilización de la industria cinematográfica en contra de la iniciativa de un diputado que pretendía desaparecer el Fidecine, el único fondo que queda para apoyar a las películas mexicanas. Será conservado ese fideicomiso, según Sergio Mayer. Lo comentan en “Templo Mayor” de Reforma”.