“Se recomienda que la dieta del diabético de preferencia incluya alimentos que contengan mucha agua, como brócoli, acelga, pepino, apio, alcachofa, espinacas, espárragos, zanahoria, calabaza, lechuga, tomate, palmitos, berenjena, coliflor, entre otros, y aunque en menor cantidad: arroz, pasta, papa, plátano, avena, frijol, lenteja, habas, panes integrales y galletas integrales o de soya. Entre las frutas las más convenientes son: fresas, guayabas, mandarina, papaya, melón y manzana, entre otras”. Lo recomienda don Ramón Pereda Terán en su libro “Remedios para decirle adiós a la Diabetes”.