Lugar:
Fuente:
La Razón Online

El nuevo libro escrito por el exasesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton ofrece la imagen de un mandatario, que ignora conceptos básicos de política exterior, o incluso de geografía, como que Finlandia no es parte de Rusia, al tiempo que relata argumentos de Trump que ponen en peligro a otras naciones, al expresar que sería “cool” invadir Venezuela.

En este sentido, el libro “En la habitación donde sucedió: una memoria de la Casa Blanca”,  que se publicará  por la editorial Simon & Schuster, ha sido objeto de una larga lucha entre Bolton y la Casa Blanca, ya que pone al descubierto situaciones que comprometen la política exterior y la seguridad nacional de Estados Unidos, por la carencia de conocimientos del presidente Donald Trump.

El exasesor de seguridad nacional John Bolton, el 30 de septiembre de 2019.Foto: AP

Según la editorial,  Simon & Schuster, “Es el libro que Donald Trump no quiere que lean” y aunque el gobierno estadounidense demandó a Bolton para evitar su publicación, con el argumento de que revela información que puede poner en peligro la seguridad nacional, se espera que llegue a las librerías el 23 de junio.

Al respecto, estas son algunas revelaciones del libro:

La obsesión de Trump por regalar un CD a Kim Jong-Ung

Bolton describe cómo durante meses Trump se obsesionó con regalar al líder norcoreano, Kim Jong-un, un CD con el tema Rocket Man, de Elton John.

Trump había usado término “hombre cohete” para referirse a Kim y criticar su programa nuclear, aunque luego trató de convencer al dictador de que era un apodo cariñoso.

Según The Washington Post, después de la primera cumbre entre los dos líderes en junio de 2018, Trump pidió al secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, que regala a Kim el CD de Elton John, algo que viola las sanciones estadounidenses sobre Pionyang y que el titular de Exteriores no hizo, de forma que “dar el CD a Kim se convirtió en una alta prioridad en los meses siguientes”.

Guaidó “el niño” frente a Maduro “el duro”

De acuerdo con Bolton, Trump quiso retirar su apoyo al líder opositor venezolano Juan Guaidó solo 30 horas después de reconocerle en enero de 2019 como presidente interino de Venezuela, por considerar que proyectaba una imagen de “niño” frente al aspecto “duro” del mandatario del país suramericano, Nicolás Maduro.

The Washington Post explica que “aunque Trump aprobó una propuesta de Bolton para declarar públicamente que EE UU reconocía a Guaidó en lugar de Maduro, en 30 horas Trump ya estaba preocupado de que Guaidó pareciera débil, un ‘niño’ en comparación con el ‘duro’ de Maduro y consideró cambiar de rumbo”.

Injerencia china en las elecciones

Bolton asegura que, en junio de 2019 durante la cumbre del G-20 en Osaka. Japón, Trump pidió a su homólogo chino, Xi Jinping, que le ayudara a ganar los comicios de noviembre de 2020 con gestos como la compra por parte de Pekín de soja y trigo estadounidense que le ayudaría a captar votos.

En ese encuentro, los dos líderes estaban dialogando cuando Trump “sorprendentemente dirigió la conversación hacia las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, aludiendo la capacidad económica de China y rogándole a Xi que le ayudase a ganar”, describe Bolton en uno de esos extractos, publicado por el diario The Wall Street Journal.

Represión de la etnia uigur

Además, durante esa reunión del G-20, el presidente de Estados Unidos supuestamente animó a Xi a la construcción campos de detención para la minoría musulmana uigur en la provincia china de Xinjiang.

“Con la única presencia de traductores, Xi explicó a Trump por qué estaba básicamente construyendo campos de concentración en Xinjiang. Según nuestro traductor, Trump dijo que Xi debía seguir adelante con la construcción de los campos, lo que Trump pensaba que era exactamente lo correcto que había que hacer”, sostiene Bolton, según The Wall Street Journal.

¿Finlandia es parte de Rusia?

El libro muestra asimismo la frustración de Bolton con el mandatario, al que retrata como alguien ignorante en política exterior.

The New York Times explica que, de acuerdo con el libro, “Trump parecía que no sabía, por ejemplo, que el Reino Unido es una potencia nuclear, y preguntó si Finlandia era parte de Rusia”.

A punto de salir de la OTAN

En otro extracto recogido por The Washington Post, Bolton asegura que el presidente de Trump estuvo a punto de anunciar la salida de Estados Unidos de la OTAN durante la cumbre de julio de 2018.

En concreto, el asesor explica que Trump había decidido comunicar públicamente que Washington saldría de la Alianza si los otros miembros no aumentaban sustancialmente su gasto militar para enero de 2019 y, con eso en mente, comenzó a dictar a Bolton sus declaraciones: “Nos saldremos y no defenderemos a quienes no paguen”, dijo Trump a su asesor, quien intentó frenarle.

En esa cumbre, Trump no llegó a amenazar con una salida inmediata de la Alianza, pero sí pidió a los países miembros que elevaran el gasto militar hasta el 4% de sus respectivos PIB, frente a la meta del 2% acordada en 2014.

Un favor a Erdogan

Asimismo, según Bolton, en mayo de 2018, Trump prometió a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que interferiría con la justicia estadounidense para ayudar a una empresa turca que estaba siendo investigada por los fiscales del distrito sur de Nueva York por violar las sanciones estadounidenses a Irán.

“Trump entonces le dijo a Erdogan que se encargaría de eso, explicando que los fiscales del distrito Sur no eran su gente, sino la gente de [Barack] Obama, un problema que se solucionaría cuando fueran reemplazados por su gente”, escribe Bolton en un fragmento recogido por The Washington Post.

Coacción a Ucrania

Por último, Bolton confirma que Trump condicionó la entrega a Ucrania de millones de dólares de ayuda militar a que Kiev abriera una investigación sobre el aspirante presidencial demócrata Joe Biden, algo que motivó la apertura de un juicio político del que el mandatario salió absuelto en el Senado.

Bolton, que fue el asesor de Seguridad Nacional de Trump desde marzo de 2018 y hasta su despido el pasado septiembre, se ofreció en enero a testificar en el juicio político contra el mandatario y afirmó que tenía información inédita y relevante, pero la mayoría republicana en el Senado vetó su comparecencia.

Foto: AP