Se ha comentado y escrito, hasta con exceso,  sobre los pros y contras de la visita de AMLO a Estados Unidos para entrevistarse con Trump. Se entiende que la visita es a petición de Trump porque es el candidato republicano a la Presidencia. pero por lo mismo se entiende que hay, o habrá, un acuerdo, para que la reunión sea en términos cordiales y respetuosos. Si la visita molesta a Biden y a los demócratas, y este último gana las elecciones en noviembre, ya lo dijo el ex-Canciller Jorge Castañeda: “tardará un poco pero se logrará restablecer la buena relación entre ambos países”. Foto de “Expansión Política”.