Estaban dos viejitos, viejitos, acostados en un catre, a punto de dormir, y la viejita rezaba: “Señor San José, duerme con nosotros. San Judas Tadeo, duerme con nosotros. San Benito, duerme con nosotros. Virgen María, duerme con nosotros”. En eso “TRAAAAAAZZZZ!, se cae el catre y le dice el viejito: “¡ändale vieja pendj, sigue subiendo más gente al catre”. Nos los envió Lourdes Gordillo por WhattsApp. Imagen de “los cuentos de Nati”.