Lugar:
Fuente:
La Jornada/Carolina Gómez Meza

 

. El avión de la Fuerza Aérea Mexicana que trajo a México las urnas con las cenizas de más de 245 connacionales que fallecieron en Estados Unidos por Covid-19, aterrizó a las 20:37 en el ex Hangar Presidencial ubicado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Esta acción es resultado de la coordinación de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Consulado General de México en Nueva York con los gobiernos estatales. Los cuales apoyarán con el traslado de las urnas a su destino final en las distintas entidades federativas, entre las que se encuentran Baja California, Campeche, Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz.

Fueron traídas a México 104 urnas con las cenizas de ciudadanos de Puebla, 31 del estado de México, 18 de Tlaxcala, seis de Veracruz y 17 de Oaxaca, entre otros.

En una ceremonia luctuosa, Jorge Islas López, cónsul general de México en Nueva York señaló que “hoy es un día triste”, y precisó que lamentablemente estos connacionales “murieron la mayoría de ellos solos y aislados, producto del cumpliemiento de su deber y de su trabajo para sostener a sus familias tanto en Estados Unidos como en México”.

Al llegar a la Ciudad de México, en el hangar del sexto grupo aéreo, ubicado en el Aeropuerto Internacional de la Benito Juárez, se colocaron ofrendas florales y en una mesa cinco urnas con las cenizas de Jose Luís Sánchez, Rigoberto García Sarmiento, Juan Flores Sánchez, Isabel Priego Rodríguez y Anastasio Gómez Luna. En su honor se realizó una guardia de honor.

Roberto Velasco, director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), destacó que más de mil 500 mexicanos han fallecido afuera del país a cauisa del Covid-19 y reconoció “la labor incansable de nuestros cónsules para proteger y para actuar en favor de los mexicanos, incluso después de haber perdido la vida, como es en éste caso”.

Resaltó que la repatriación de los restos es la “manera en México agradece lo mucho que aportan nuestros migrantes desde el extranjero” y destacó la importancia que tiene para las familias “poder darle el último adiós en su tierra”.

También reconoció el trabajo desplegado por la Secretaría de la Defensa Nacional para poder concretar el primer vuelo de repatriación de cenizas de mexicanos víctimas de coronavirus en el extranjero.