A su llegada a una audiencia general este martes, el Papa Francisco usó cubrebocas por primera vez en público. También, evitó estrechar manos y besar a los niños, al acercarse a los fieles. La reunión se efectuó al aire libre en un patio del Palacio Apostólico del Vaticano, con un límite de 500 personas asistentes. La nota es de “Milenio”. Foto de Twitter.