Las autoridades federales y regionales  alemanas informaron nuevas medidas para la propagación del coronavirus que incluyen el cierre de la mayoría de las tiendas, piscinas, restaurantes, bares, antros,  discoteques y salas de deporte, así como la prohibición de que se celebren espectáculos y servicios religiosos.. Las tiendas de alimentos, farmacias y bancos podrán seguir funcionando. La nota es de “Fashion Networe”. Foto de “Reuters” y Annegret Hilse.