El tercera base de los Dodgers de Los Angeles, Justin Turner, “Barbarroja” (por cierto, qué bien fildea), fue avisado en la sexta entrada del sexto juego de la Serie Mundial que había dado positivo en su prueba de Covid-19, por lo quer fue sacado del partido y aislado de manera inmediata.  Más tarde, señaló que no tenía síntomas, que se sentía “genial” y lamentó no estar celebrando el campeonato con el resto cdel equipo- La nota es de Alejandro Tapia en “XEU Noticias”.