Lugar:
Fuente:
La Razón Online

Los detalles de los resultados del ensayo se publicarán en revistas médicas y se proporcionarán a los reguladores del Reino Unido para decidir si autorizan la distribución.

Un tubo de ensayo etiquetado con la vacuna delante del logo de AstraZeneca en una ilustración tomada el 9 de septiembre de 2020.Foto: Reuter

Este miércoles, el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford informaron sobre un error en la fabricación de la vacuna contra el Covid-19 que pone en duda los resultados preliminares de sus ensayos con el fármaco.

Esta declaración sobre el error se produce días después de que la farmacéutica y la universidad británica describieran las vacunas aplicadas como “altamente efectivas”, pero sin mencionar por qué algunos participantes del estudio no recibieron tanta dosis en la primera de las dos inyecciones como se esperaba.

Así, el grupo de voluntarios que recibió una dosis más baja parecía estar mucho mejor protegido que los voluntarios que recibieron dos dosis completas. Para el grupo de dosis baja, dijo AstraZeneca, la efectividad de la vacuna pareció ser de 90 por ciento. Por otro lado, la efectividad reportada de la vacuna en el grupo que recibió dos dosis completas, pareció indicar 62 por ciento. Fue que al combinar ambos resultados, que se determinó que la vacuna tenía 70 por ciento de efectividad. Pero la forma en que las empresas llegaron a los resultados y los informaron ha dado lugar a preguntas puntuales de los expertos.

Los resultados parciales anunciados el lunes provienen de grandes estudios en curso en el Reino Unido y Brasil diseñados para determinar la dosis óptima de vacuna, así como examinar la seguridad y la eficacia. Se probaron múltiples combinaciones y dosis en los voluntarios. Fueron comparados con otros que recibieron una vacuna contra la meningitis o una inyección de solución salina.