Luis Orcí Gándara fue un hombre bueno y capaz servidor público. Laboró en la Secretaría de Hacienda, en la Comisión Nacional de Derechos Humanos y en el Fondo Monetario Internacional. A dos meses de su fallecimiento, su esposa Rebecca Arenas lo recuerda en su cuenta de Facebook. “Era mi otra mitad”., escribe. En foto de archivo, con Rebecca y Benjamín Domínguez en un festejo de aniversario de “Crónica del Poder”. Descanse en paz.