A 40 días de que el cardenal Norberto Rivera fuera internado en un hospital privado por Covid-19 , el ex-vocero de la arquidiócesis, Hugo Valdemar, acudió al nosocomio donde celebró una misa en su habitación. Nos dicen que el arzobispo emérito ya puede hablar un poco más y pidió agradecer a los fieles por sus oraciones. Lo comentan en “24 Horas”. Foto de “La Jornada”.