1 “Ricardo González aseguraba que a “Cepillín” le  gustaba pintarse pero que le caía gordo despintarse. A veces lllegaba a mi casa y no tenía tiempo de despintarme. Incluso hice el amor con mi esposa pintado, porque llegas y sobre el muerto las coronas. Ella terminaba como mapache”. 2) “En una ocasión un hombre me dijo que ya estaba a punto de suicidarse, iba a estrellarse con su auto, de pronto vio el anuncio del Circo de Cepillín, y como de niño fue seguidor del personaje, se retractó”. Lo escribe Juan José Olivares en “La Jornada”. Foto de “El Heraldo de México”.