Hace más de tres décadas, su padre, el profesor Carlos Hank González, le dio a elegir entre ser empresario o político. En ese momento decidió arrancar el proyecto “Caliente”, actualmente la casa de apuestas número uno a escala globasl. Pero después fue alcalde de Tijuana entre 2004 y 2007, abanderado por el PRI.  Ahora aspira a ser gobernador de Baja California por el PES. El también dueño del equipo los Xolos de Tijuana, hombre siempre controvertido, dice que no vendría a enriquecerse porque él ya tiene dinero. La nota es de Israel Navarro en “Milenio”.. Foto de “Infobae”.